EducaMultimedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.

976 109 700
Vampiros, Lo Sobrenatural

Vampiros, Lo Sobrenatural

Ref: 34330
Ver descripción detallada
Fecha lanzamiento: 15/07/2007

Sinopsis

Se ha dado el nombre de upiers oupires, a los hombres muertos y enterrados que después de muchos años, o al menos después de muchos días, volvían en cuerpo y alma, hablaban, caminaban, infestaban las aldeas, maltrataban a hombres y a los animales, y sobre...

Categorías

Géneros

En stock 

9,95 €
 Añadir al carrito

Detalles

  • Título: Vampiros, Lo Sobrenatural
  • Fecha lanzamiento: 15/07/2007
  • Año: 2007
  • Edad:
  • Región: 2
  • Duración: 60 min
  • Discos: 1
  • Audio - Idiomas: Dolby Digital 2.0: Español, Inglés
  • Subtítulos: Español

Sinopsis completa

Se ha dado el nombre de upiers oupires, a los hombres muertos y enterrados que después de muchos años, o al menos después de muchos días, volvían en cuerpo y alma, hablaban, caminaban, infestaban las aldeas, maltrataban a hombres y a los animales, y sobre todo, chupaban la sangre de sus prójimos, los agotaban y les producían la muerte. No era posible librarse de sus visitas peligrosas y de sus infestaciones mas que cuando se les exhumaba, se les empalaba, se les cortaba la cabeza, se les arrancaba el corazón o se les quemaba. Los que morían chupados se transformaban habitualmente en vampiros a su vez. Los diarios públicos de Francia y de Holanda hablan, en 1693 y 1694, de vampiros que aparecían en Polonia, y sobre todo en Rusia. Los vampiros aparecían después del mediodía y hasta la medianoche; que chupaban la sangre de los hombres y de los animales vivos con tanta avidez que a menudo esa sangre les salía por la boca, por las narices, y por las orejas, y algunas veces, lo que es aún más duro, sus cadáveres nadaban en la sangre en el fondo de sus ataúdes. Se decía que estos vampiros, como tenían continuamente gran apetito, comían también la ropa que se encontraba alrededor de ellos. Se agrega que, saliendo de sus tumbas, se iban en la noche a abrazar violentamente a sus parientes o a sus amigos, y que chupaban la sangre apretándoles la garganta, para impedirles que gritaran.

Comentarios

Se el primero en escribir un comentario

Es necesario estar registrado para añadir un comentario

Los clientes que compraron este producto también compraron